Cada día más cerca del IEC2024

Días

Hrs

Min

Seg

«La fraternidad no es ni debe ser teórica», dice el Arzobispo de Quito a su clero


Con la participación de sus obispos auxiliares, alrededor de 300 sacerdotes, el Arzobispo de Quito y Primado del Ecuador, Monseñor Alfredo José Espinoza Mateus, sdb, presidió este jueves la tradicional Misa Crismal. La celebración se cumplió desde las 08h30, en la Catedral Metropolitana de Quito, en la que el clero renovó su ministerio sacerdotal y se bendijo el santo crisma y los óleos que se administran en los sacramentos del bautismo, confirmación, unción de enfermos y órdenes sagradas.

El sacerdote debe ser artesano de fraternidad

En su homilía, Mons. Alfredo José recordó que los sacerdotes son “ungidos para la fraternidad”, por lo que hizo un llamado a ser verdaderos “artesanos de la Fraternidad Sacerdotal”.

Al igual que el «artesano plasma con sus manos una obra de arte», «… nosotros, sacerdotes estamos llamados a ser esos artistas, que piensan, sueñan, esperan y desean la fraternidad y que deben trabajar, esforzarse y hacer realidad la fraternidad sacerdotal en nuestra Arquidiócesis», resaltó.

«No somos sacerdotes para nosotros mismos, somos sacerdotes para los demás. Un día, para ellos fuimos ungidos y por ellos hemos dado y damos nuestras vidas», agregó.

Mirar a la Eucaristía y desde ella mirar la Fraternidad

Tras manifestar que este año 2024 es muy especial para la Arquidiócesis, por ser anfitriona del 53° Congreso Eucarístico Internacional, que está en camino, Monseñor Espinoza Mateus invitó a «mirar a la Eucaristía y desde ella mirar la Fraternidad».

Hizo un llamado «a soñar y a creer en nuestra fraternidad sacerdotal. Les invito a ser constructores activos de nuestra fraternidad sacerdotal creando vínculos más fuertes y cercanos entre nosotros. Seamos esos “artesanos” porque nuestra fraternidad debe ser nuestra mayor obra, nuestra principal tarea y misión», remarcó.

¡No dejen que nadie apague la luz de su fraternidad sacerdotal!

En su mensaje homilético, el Arzobispo de Quito y Primado del Ecuador pidió no tener «miedo de compartir la dulce fraternidad sacerdotal que sana nuestras heridas» e insistió en que la «fraternidad no es ni debe ser teórica. Es visible o no lo es. Y se transparenta en la comunión y en la misión».

«Hoy les pido: ¡No dejen que nadie apague la luz de su fraternidad sacerdotal! Cuenten conmigo. Ahí estaré siempre y donde sea para volver a encender, con mi corazón y mis manos de padre, la luz de Cristo en sus corazones. ¡Cuiden del tesoro de su fraternidad sacerdotal!», dijo Mons. Alfredo José a su clero.

En la parte final de su homilía, el Arzobispo de Quito saludó de manera especial a todos los sacerdotes, con ocasión de celebrarse cada Jueves Santo el día sacerdotal. Así también rindió homenaje a los sacerdotes que cumplieron 25 y 50 de ministerio y agradeció por la vida y misión entregada por quienes fallecieron en su servicio a la comunidad Pueblo de Dios.

«¡Feliz Día del Sacerdocio! Seamos pastores con el Corazón del Buen Pastor, con el Corazón de Jesús al que hemos renovado nuestra Consagración como País», concluyó

#congresoeucaristico2024 #iec2024

Artículos de interés

P. Corrado Maggioni, smm, cumplió agenda de visita en Ecuador

Más información

Símbolo del IEC 2024 recorre la Diócesis de Machala

Más información

Presidente del Comité Pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales se reunió con el Comité Local del IEC2024

Más información